° El presente siempre es insatisfacción °

sábado, 18 de junio de 2011

Es un buen tipo mi viejo

Mañana se celebra el día del padre y últimamente he pensado mucho en el mío. Me hace demasiada falta, eso no tiene nada de raro estando lejos como ahora, pero estos días lo he tenido más presente que de costumbre. Hoy mientras almorzábamos, hablaba con L de lo orgullosa que me sentía por tener el papá que tengo, de la inmensa tristeza y la maldita impotencia que sentí ese sábado en el carro, cuando mi abuelo acababa de morir y mi papá no podía parar de llorar, nunca antes lo había visto tan frágil, tan indefenso, no sabía como consolarlo, no sabía que hacer o que decir para que se calmara y se sintiera un poco mejor, creo que ese momento me acompañará por siempre.

La gente siempre dice que los papás consienten más a las hijas mujeres, que siempre las tratan como "su niña", yo puedo confirmar este dato, porque aunque no me queda la menor duda de que mi papá ama con el alma a mi hermano, la relación que tenemos nosotros es diferente, es especial. 

Muchas veces durante las reuniones familiares salen a flote todas esas historias de cuando mis primos y yo no habíamos cumplido nuestro primer año de vida, y no puedo evitar emocionarme y sentirme la más afortunada del mundo por haber tenido un papá tan maravilloso, un papá que a las 8 p.m apagaba cualquier cosa que pudiera hacer el menor ruido porque "su niña" tenía que dormir, un papá que soportaba los fastidiosisimos berridos de "su niña" a cualquier hora, un papá que salía muy a las 6: 30 a.m con "su niña" en un brazo y el maletin en el otro para hacer una primera parada en el Jardín de Clarita y luego seguir su camino hasta Bavaria, un papá que era felíz -cassette en mano- grabando a "su niña" mientras ella hacía una interpretación libre de los mejores éxitos de Ana Gabriel, Azúcar Moreno o la canción de Muñecos de Papel.

Un papá que como el buen deportista que es durante años trató de incentivar en "su niña" el amor por el deporte y aunque los resultados eran más que desoladores nunca se rendía, un papá que todas las mañanas cuando llevaba a "su niña" al colegio práctiba con ella y sin falta las tablas de multiplicar, un papá que cultivó en "su niña" el amor por la música, un papá que siempre llegaba de la oficina con una pequeña sorpresa para "su niña", un papá que el 98% de las veces le dice que si a "su niña", un papá que aún cuando "su niña" para el resto ya no lo es tanto le sigue diciendo antes de salir "Cuidate del trago y no fumes". 

Gracias papá, te amo papá y es muy importante para mi devolverte en cierta forma tantas cosas que me diste, espero estarlo logrando.

4 comentarios:

L dijo...

Hermsososos :)
Yo también veo lo lindo que es contigo. Con todas tus historias y todo lo que me cuentas. Especialmente la grabación de tu medio año de edad y exigiéndole que no te robara protagonismo

Mara dijo...

"No canteeeeeeeee, que no canteeee...."
jajajajaja ❤❤

jualdigo dijo...

Mafe lo lei cuando tu papa me lo envio y ahora te escribo para decirte que tienes un gran padre no porque sea mi hermano sino porque en el tiempo que estuve cerca de ustedes me di cuenta de esa relacion que existia y la forma tan mimosa y adorable como te crio y enseno en los primeros dias de tu vida

Mara dijo...

Lo sé tío, tengo el mejor papá del mundo :).