° El presente siempre es insatisfacción °

miércoles, 16 de marzo de 2011

La noche en que me convertí en la bruja del 71

-Esa noche llegué muy cansada a mi casa, la noche anterior había dormido mal y lo único que deseaba era poder dormir por lo menos 10 horas sin interrupciones.

-Esa noche los DETESTABLES vecinos de la casa de al lado (la 45) tenían fiesta en el salón comunal del conjunto.

-Esa noche iba a estar bastante movida, pensé para mi desgracia.

-Esa noche los DETESTABLES vecinos, como era de esperarse, siguieron la rumba en su casa.

-Esa noche la t.v no ofrecía nada interesante para ver.

-Esa noche quise irrumpir en la casa de los DETESTABLES vecinos con una ametralladora en mi mano.

-Esa noche llamé 3 veces a la portería y le recriminé al celador por su ineptitud para hacer callar a los de la 45.

-Esa noche odié más que nunca no estar fuera de mi casa, no tener novio, no tener vida.

-Esa noche llamé a la policía varias veces solicitando la visita de una patrulla.

-Esa noche estuve alerta por más de 1 hora esperando a que la policía llegara.

-Esa noche espié por mi ventana todo el incidente entre la policía y los DETESTABLES vecinos.

-Esa noche, cuando todo terminó (incluyendo el ruido infernal) me costó mucho conciliar el sueño.

Al final logré dormir como un bebito, no era para menos, tenía la satisfacción de HABER GANADO.






 

1 comentario:

Mónica - Mes Voyages à Paris dijo...

jaja muy bueno! Acabo de descubrir tu blog, si te gusta el streetstyle estoy segura de que te gustará Mes Voyages à Paris! Un besito!