° El presente siempre es insatisfacción °

miércoles, 30 de marzo de 2011

DÍGALE NO!!


                                                    

Si usted es mujer y tiene entre 6 y 98 años de edad DÍGALE NO!! al jean sin bolsillos, si su edad sobrepasa este rango (solo sí) tiene derecho a hacer lo que se le dé la gana, incluso a usar tan exquisita y favorecedora prenda.

Si usted diseña sillas para buses públicos DÍGALE NO!! a la elaboración de sillas en donde claramente la única que cabe bien sentada es Kate Moss, primero porque el común de los colombianos no responde a dicha fisonomía y segundo porque Kate Moss está lejos de hacer algún día el recorrido Lijacá-Germania.

Si usted tiene más de 40 años y utiliza regularmente su teléfono celular DÍGALE NO!! al grito continuo mientras habla, el 90% de las veces su interlocutor se encuentra a no más de 20 km de distancia y creame, ninguna de las personas que se encuentran a su alrededor está interesada en oír su conversación.

A menos de que el primer nombre que figura en su documento de identidad sea Don,  DÍGALE NO!! a exigir/permitir que los demás se refieran a usted de esta manera, tenga en cuenta que no hay mejor don que la humildad.

Si usted pertenece al gremio de la construcción, el transporte o la seguridad privada DÍGALE NO!! a gritar obscenidades y/o vulgaridades a cuanta fémina deambula por su lugar de trabajo, lleve a cabo un autoanálisis y compruebe si aunque sea una vez alguna damisela no ha hecho cara de asco y a corrido inmediatamente a sus brazos.

Si usted carece de lo que se denomina P-E-R-S-O-N-A-L-I-D-A-D , DÍGALE NO!! a apropiarse descaradamente de las ideas, opiniones, gustos, etc; de los demás, eso de "La imitación es la mayor forma de adulación" es falso, al hacer esto usted no se ve como un groupie y mucho menos la otra persona se siente halagada.

Si usted es mujer y tiene la suerte de contar con la amistad de varias de sus congéneres DÍGALE NO!! a referirse a ellas como: Brujis, amiga (guis), gorda, nena, flaca, mona, etc; de la misma manera evite referencias pandillezcas como: Las chicas, las brujis (si en singular es naco, en plural es el triple de naco), mis gatas (adicionalmente denota cierta superioridad que puede ser perjudicial para la conservación de la amistad), etc. Pienso que al anterior númeral no necesita justificación pero si le queda alguna duda le propongo un ejercicio simple, grabese pronunciando alguno de estos términos y a continuación óigase y compruebe el status que esto le dá.

Por las anteriores causas y algunas otras, estaría más que dispuesta a marchar por la Av. Séptima con camiseta blanca incluída.

2 comentarios:

Lalu dijo...

Completamente de acuerdo.

Algunos apuntes:

1. A la única persona que le he dicho "don" en la vida era a Doncarlos, el dueño de la cafetería de mi facultad. El tipo se llama Carlos, pero Dncarlos es su apodo oficial. La gente decía cosas como "Este hijueputa Doncarlos sí es muy carero".

2. Aunque, en general, estoy de acuerdo con lo que decís de los piropos que emanan del gremiio de la construcción, hay momentos en la vida en que uno necesita una cochnada para subir el ánimo. Pasar en uno de esos días por una construcción sin que e digan nada a uno puede ser causal de depresión.

Mara dijo...

Con el apunte número 2 me hiciste acordar de una amiga que también valora y defiende los beneficios de un piropo de obrero bien oportuno.