° El presente siempre es insatisfacción °

martes, 10 de agosto de 2010


Definitivamente a medida que uno va creciendo la vida se torna cada vez menos excitante, reconocerlo es duro y de paso frustrante, pero es necesario hacerlo.

Hace algunos años, el simple hecho de quedarse a dormir fuera de casa se convertía en el mega-suceso de los últimos 30 días, que lindo cuando vivir era así de simple.

Ahora pareciera que nada es suficiente, el tiempo y la gente pasan en su mayoría desapercibidos y lo que es peor aún cuando se intenta lograr un análisis profundo de los mismos, los resultados son sencillamente "una lagrima".

No hay comentarios: