° El presente siempre es insatisfacción °

domingo, 20 de junio de 2010

Ojos Bien Cerrados


Andrés siempre ha dicho que mi problema está en que espero mucho de la gente. La primera vez que me lo dijo, lo ignore prácticamente, su comentario me pareció totalmente absurdo, como si el hecho de ser amigos o novios no implicara poner ciertas cosas en juego, es decir, si establecemos con alguien una especie de vínculo que va mucho más allá del simple saludo desinteresado e hipocrita, tiene que existir cierta lealtad, cierta garantía que legitime esa relación.

Ha pasado un buen tiempo, yo sigo desencantandome continuamente de todos los que me rodean y Andrés por su parte me sigue diciendo: "Es que tú esperas mucho de la gente" y ya estoy más que convencida de que ese es mi maldito problema.


Andrés resultó ser más sabio que todos y yo por mi parte he concluído que para que ésto que llaman "vida" funcione, uno debe hacer un esfuerzo, mantener las expectivas en cero kilometraje, negarse el surgimiento de cualquier sentimiento con pretensiones de pureza y sobre todo hacerse "el de las gafas" con todo lo que pueda pasar.



No hay comentarios: